Blog de antesesoahoraesto

Deséame, suerte

Y me dijo: ''Deséame, suerte''. 

Yo solo buscaba que me mordiera la lengua

 para callar bocas,

 y a final sí, me dejó sin habla.

 No se atrevió a mirarme, 

de cerca, 

porque no entendía de saltos al vacío 

de un par de centímetros,

 de vacío.

Yo que soy de pensamiento

 fácil

no me dejé

llevar.

Y aparecimos los dos

 en el marco,

sin saber dónde pisar,

sin saber qué comas,

qué puntos 

estaban

recién pintados.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: